Lamentamos la partida del actor Mario Vernal

Esta mañana falleció el actor antofagastino Mario Vernal, que participara en la película “Caliche Sangriento” en 1969.

Adjuntamos la información aparecida en “El otro cine”,  lamentando la partida de un actor importantísimo de la escena nacional.

ACTOR ANTOFAGASTINO MARIO VERNAL

A tan sólo 4 meses desde que la destacada cineasta Adriana Zuanic partiera de este mundo, Antofagasta y el mundo artístico local y nacional se vuelven a vestir de luto para despedir al destacado actor antofagastino Mario Vernal Ariste, quien a eso de las 8 de esta mañana falleció en la UCI del Hospital Regional de nuestra ciudad, donde se encontraba internado hace un par de días producto de un severo derrame cerebral.
TRAYECTORIA
Dramaturgo, actor, escritor, columnista, profesor de comunicación, ética y relaciones humanas, orientador educacional y académico universitario. Poseedor de amplia cultura marcada por su inclaudicable orgullo de ser hombre del norte, y por su notoria consecuencia con sus orígenes de pampino.
Especialista en Pedagogía, Teatro y Comunicación, Don Mario supo plasmar exitosamente estas tres disciplinas en sus diversas investigaciones educacionales, constituyendo la aplicación de sus resultados, un valioso aporte a la lucha por optimizar la calidad de la educación, tanto en el Departamento de Educación de la Universidad de Chile, Sede Antofagasta, como en el organismo similar de la Universidad de Antofagasta y, especialmente, en la Escuela de Derecho de la Universidad Católica del Norte.

En su trayectoria ha recibido homenajes del Colegio de Profesores; Agrupación Cultural “Mario Bahamonde”; Premio “Andrés Sabella, 2004” al Más Destacado Comunicador Social de la Ciudad, que otorga Rotary Club Antofagasta; Liceo Técnico A 14; Diario “La Estrella del Norte”; Universidad Católica del Norte; Centro “Hijos de la ex Oficina San José”, entre otros.

El 2001 se convirtió en el “Caballero del Ancla” de Antofagasta, al recibir el Ancla de Oro, máximo galardón que otorga la ciudad. El año 2002, la Escuela D 65 “Padre Gustavo Le Paige”, inauguró en su honor la “Sala Mario Vernal”.

Mario Vernal en Caliche Sangriento

Mario Vernal en Caliche Sangriento

El año recién pasado, se realizó la restauración de la cinta de 1969, “Caliche Sangriento”, considerada patrimonio nacional, la cual fue protagonizada por el propio Mario Vernal, siendo exhibida en el último Festival Internacional de Cine del Norte de Chile.

Numerosos reconocimientos hablan del gran profesionalismo y la tremenda persona que fue Don Mario, recordado así por sus familiares y amigos más cercanos. Para todos quienes tuvimos la suerte de conocerlo, resulta una gran pérdida, y a nombre de nuestra revista, van nuestras más sinceras condolencias a Don Mario Vernal su hijo, su nieta Teresa y a toda su familia que viven este dificil momento.

Hoy, a las 17 hrs. serán velados sus restos en la Catedral de Antofagasta.

______________________
Wladimyr Valdivia Westphal.
Director
ELOTROCINE.CL

Falleció Jorge Guerra

Recordamos con mucho cariño a uno de los actores de la película “Caliche Sangriento”, que falleció anoche a las 23:10 hrs.

Jorge Guerra en Caliche Sangriento

Jorge Guerra en Caliche Sangriento

El actor Jorge Guerra, creador del reconocido personaje infantil de televisión, dejó de existir pasadas las 23 horas del viernes, debido a las complicaciones que sufrió tras tener un infarto cardíaco la semana pasada.

El destacado actor Jorge Guerra, de 66 años, conocido por su personaje infantil “Pin Pon” falleció pasadas las 23 horas del viernes en el Hospital Barros Luco tras sufrir una descompensación en su salud, tras sufrir un infarto cardíaco la semana pasada.

El estado del artista había empeorado en las últimas horas y se encontraba conectado a ventilación mecánica en la Unidad de Cuidados Intensivos Cardiológicos del recinto hospitalario.

Al momento de su muerte estaba acompañado de familiares, como su hija la actriz Catalina Guerra, colegas y amigos.

Durante la tarde, su medido tratante, Javier Gárate, había informa que su mala condición cardíaca le habría provocado un shock cardiogénico.

El profesional agregó que el comediante tiene efectivamente dos infartos y había sufrido un deterioro progresivo desde que fue ingresado al recinto hospitalario.

Asimismo, añadió que una arritmia le habría derivado a un cuadro de infección respiratoria.

Guerra estudió pintura en la Escuela Nacional de Bellas Artes, entre 1958 y 1960. Luego ingresó a trabajar como director en el Canal 9 de la Universidad de Chile. En 1965 ingresa a la compañía teatral Ictus, donde se reconocen sus dotes de actor infantil y es invitado por un productor de Canal 13 a hacer un programa, naciendo así el muñeco “Pin Pon”. Hasta 1969 el espacio es transmitido por la emisora universitaria, y en 1970 se cambia a Televisión Nacional de Chile (TVN).

Tras el golpe de militar, Guerra fue exiliado de Chile en 1974 y regresa al país en 1990, volviendo a realizar el programa infantil de 1992 a 1994.

Fuente: http://www.lanacion.cl/

El “Caliche” regresa con versión íntegra; Cinta de Helvio Soto, que aborda la Guerra del Pacífico, se presenta hoy en certamen porteño

Agradecemos a todos quienes realizan el Festival de Cine de Valparaíso, así como a todos quienes asistieron a ver la proyección de la película “Caliche Sangriento”

El siguiente artículo apareció en el Mercurio de Valparaíso y agradecemos la difusión.

En 1969 se estrenó en Chile “Caliche sangriento”, filme de Helvio Soto que levantó gran polémica por presentar una lectura poco heroica de estos sucesos que marcaron la historia de Chile (N.de A.: En realidad es una mirada alternativa a los libros oficiales de historia).  Desde entonces, la cinta se mantuvo en cierto anonimato, circulando una copia de mala calidad que ofrecía una versión reducida del filme, esto hasta que Luis Horta y Francisco Venegas decidieron restaurar la obra del Helvio Soto para que permanezca en el tiempo y el público pueda disfrutar de ella como fue pensada en su edición original.

De esta forma “Caliche sangriento” se exhibirá hoy, a las 20 horas, en el Cine Arte de Viña, como parte del programa del Festival de Cine de Valparaíso. La restauración demoró cinco años y tuvo un costo de $ 25 millones, algo que sus responsables dicen que no resultó nada fácil, ya que debido a la juventud de ambos y su calidad de independientes, no fueron bien evaluados al momento de solicitar recursos públicos. Sin embargo, Luis y Francisco consiguieron un Fondo Audiovisual y pudieron realizar en México este trabajo.

Luis Horta cuenta que escogieron esta película “porque nos parecía que era una obra emblemática del Nuevo Cine Chileno y nos dimos cuenta que no había negativos, ni nada, siendo que era una de las realizaciones más citadas en los libros del cine nacional, hasta que encontramos dos copias y pudimos trabajar con ellas, pues yo creo que si pasaba un año más la película se iba a perder”.

El filme cuenta con las actuaciones de Héctor Duvauchelle, Jaime Vadell, Jorge Yáñez, Jorge Guerra, Patricia Guzmán, Jorge Lillo y Arnaldo Berríos, mostrando a un grupo de soldados que están perdidos en el desierto y donde la Guerra del Pacífico aparece como un conflicto que responde a intereses económicos de corporaciones extranjeras.

Martes 26 de agosto de 2008

Clausura Festival de Cine: Elenas, Mujeres, Satanás y Recetas para la Felicidad; Los ganadores agradecieron, pidieron la libertad de Elena Varela, se emocionaron y agradecieron a la organización del Festival de Cine del Norte de Chile. El público también agradeció la iniciativa, copando las salas en cada jornada.

El equipo de restauración de la película “Caliche sangriento” agradece el reconocimiento a la labor de rescate efectuada por el Festival de Cine del Norte de Chile, así como a toda la organización y la prensa que cubrió la exhibición de la película a casi 40 años de su realización en esa cioudad del norte de nuestro país.

A continuación, un artículo escrito por Claudia López para El Nortero.cl

Antofagasta tuvo festival, y de los buenos. Confieso que es primera vez que asisto a la muestra y quedé gratamente sorprendida con el nivel de los cortometrajes que se exhibieron, con la organización y con el espíritu que transmite el evento.

Llegué a las salas como simple espectadora, y si cuesta sangre sudor y lágrimas montarlo, no se nota. Porque lo dijo Adriana Zuanic, directora del festival, en el discurso de clausura, con una metáfora y un juego de palabras con los títulos de las cintas participantes. Este año no calificaron para optar al aporte del 2 por ciento del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR) y tuvieron que salir a buscar más aporte de los privados, a través de la Ley de Donaciones Culturales.

La gente respondió al esfuerzo, no olvidemos que las entradas son gratis y eso no ocurre en el resto de los festivales de cine del país, copando las salas del Cinemundo del Shopping Antofagasta en cada jornada.

Y la Perla del Norte goes to…

La ceremonia de clausura estuvo emotiva, con la emoción de los ganadores, dedicatorias a Elena Varela y pifias. Sí, hubo pifias cuando el presidente del jurado comunicó que la categoría Animación había sido declarada desierta.

Uno de los tres cortos en competencia fue descalificado porque ya había sido presentado en otras competencias, y los dos que quedaron, eran de calidad insuficiente, según el jurado.

La gente no quedó contenta, pero en seguida se entregó el galardón Perla del Norte al ganador en la categoría ficción, que recayó en “Elena” de Juan Cortés Mancilla. En su discurso de agradecimiento pidió que “se diga la verdad y se libere a Elena Varela”.

Con aplausos recibió la audiencia la entrega del galardón en la categoría documental a “Mujeres de Bolivia” de Erick Aeschlimann. Además, se entregó una mención honrosa al documental “Hermanas Quispe” de Octavio Meneses.

El premio del publico, a la película que más tickets cortó, fue para “199 Recetas para ser feliz” de Andrés Waissbluth en la categoría nacional y para “Satanás” de Andrés Báiz de Colombia en la internacional.

El galardon Germana Fernández, que se entrega desde 2005, fue para la actriz local Paola Lattus; se entregó una distinción especial a los restauradores de “Caliche Sangriento”, Luis Horta y Juan Manuel Zalazar.

Y ahora, a recorrer la región

A partir de hoy, las cintas ganadoras del festival saldrán de paseo por la región, además de algunas participantes en la muestra especial. La programación comienza esta tarde en el Estadio Techado de Mejillones a las 18:30.

El lunes, será el turno del Círculo de las Artes y Letras de Tocopilla; el martes se presentarán en el Cinemundo de Calama; el miércoles en el museo arqueológico de San Pedro de Atacama; el jueves en el Teatro Municipal de María Elena; el viernes en la escuela G 101 de Baquedano y en la escuela G-130 de Sierra Gorda. El próximo sábado serán la función en el Teatro Alhambra de Taltal.

¡Kudos para los realizadores del Festival y nos vemos el próximo agosto!

Exhibición de versión restaurada de “Caliche Sangriento” en Antofagasta

 

“Caliche sangriento” vuelve restaurada

 

La restaurada cinta “Caliche sangriento” será parte del Festival Internacional de Cine del Norte de Chile, que será realizado del 5 al 9 de agosto en Antofagasta.

La película de factura nacional será una de las invitadas estelares a la Muestra de Cine “Made in: El norte”, ya que vuelve a la pantalla gigante después de más de 35 años de su estreno con una copia en 35mm. La producción recientemente restaurada por un equipo de especialistas, entre los que se cuentan Luis Horta y Carlos Ovando, fue rodada en la región con varios actores y extras antofagastinos. Entre ellos destacan Mario Vernal y los miembros de la Compañía de Teatro de la Universidad de Antofagasta, Angel Lattus y Carlos Núñez.

Esta cinta, protagonizada por Humberto Duvauchelle, Jaime Vadell, Jorge Guerra y Patricia Guzmán, narra la odisea de un grupo de militares perdidos en el desierto durante la Guerra del Pacífico.

También fueron confirmadas otras cintas de factura nacional para la fiesta audiovisual.

 

Cintas nacionales

Se trata del premiado documental “La sombra de don Roberto”, que es un telefilme de 27 minutos de duración que trata sobre el solitario cuidador de la ex oficina salitrera de Chacabuco, y la nueva serie de documentales “Cámara en mano”, que bajo la dirección de Paulo Figueroa y a través de la mirada de seis liceanos, muestra diferentes zonas del país. Esta última corresponde a un proyecto Bicentenario, que en el festival preestrenará el capítulo nortino.

Fuente: La estrella del Loa

                                                     

Una fotografía de prensa de la película

La exhibición es el viernes 8 de agosto a las 17:00hrs en el CineMundo de Antofagasta

checar mas info en www.festivalcinenorte.cl

Noticias sobre “Caliche sangriento”

Hemos visto que circula a la venta un dvd de la película “Caliche sangriento”, así como de otras películas chilenas.

Estos dvd bajo el rotulo “la calavera” (incluso dicen tener una página, inexistente, www.lacalavera.cl) y algunos logos de “carácter cultural” absolutamente falsos, NO SON VERSIONES RESTAURADAS DE LA PELÍCULA. Incluso se dan el lujo de copiar la sinopsis y fichas técnicas que aparecen en esta página y en el anterior blog sin ningún tipo de consentimiento.

El proyecto se gestó como una forma de entregar a las futuras generaciones una película histórica y clasica de nuestra cinematografía. Pero consideramos injusto que una copia de la película, y de pésima calidad, se venda a casi $9.000 pesos, argumentando que ponen a disposición una película muy difícil de encontrar.

Informamos por medio de este modesto sitio que la película NO ESTÁ A LA VENTA, y que en un futuro cercano ella será distribuida con carácter educativo y cultural SIN FIN DE LUCRO. No está demás recordar que este proyecto ha sido financiado por el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, y en ese contexto la película cumple un rol patrimonial, y las copias piratas que circulan por ahí a la venta son de la versión no restaurada, o sea, ella se verá y escuchará muy mal.

Hacemos un llamado a las personas para que no se dejen tentar por una película a tan alto valor, ya que el cine es un arte que le pertenece a las personas, y no al lucro de ciertos empresarios que sin escrúpulo copian y venden aprovechándose de las ganas de ver cine de las personas.

Una buena noticia: agradecemos los mails y las publicaciones sobre el film, que pueden revisar en nuestra sección de noticias, ahora actualizada.

Un recuerdo de época: Caliche Sangriento en la prensa

Entrevista en onoff.cl

Agradecemos al equipo de http://www.onoff.cl la entrevista que adjuntamos a continuación, pueden revisar mas info de “caliche sangriento” en esta última edición.

Restauración de Caliche Sangriento: Una Guerra Declarada al Olvido

Detrás del telón del Cine Arte Normandie estuvieron cerca de cinco años batallando contra los hongos, la degradación y la mala memoria de un país enfermo de amnesia. Allí forjaron su trabajo que a su juicio “es un deber”. Lo que catalogan como “su primer largo” para los cineastas Luis Horta y Francisco Venegas que hoy se gradúan de restauradores. “Hay personas que creen que hacer el servicio militar es muy importante, nosotros pensamos que rescatar este tipo de películas es más importante”, dice Luis Horta director del proyecto de restauración de Caliche Sangriento.

Cuando comenzaron a pensar en el proyecto, Helvio Soto aún estaba entre nosotros y les dijo que más valía la pena que buscaran dinero para financiar su propia película. Pero ellos sintieron que era un deber el rescatar Caliche Sangriento por lo emblemático de ésta y porque “Helvio ha sido muy importante para muchas personas incluso en el terreno personal”, dicen Horta y Venegas.

“La realización es un acto de entrega, en la medida que uno filma, uno lo hace para los demás y queda ligado a la historia… Nosotros consideramos que era un deber recuperar una película tan importante como Caliche Sangriento y no sólo ella, sino que es un eslabón de muchas otras, que están perdidas y que no existen aparentemente. Uno empieza a buscar y es posible encontrarse con que las tiene un particular, que están en una bodega, que las están vendiendo por pedazos en el persa o que están por irse a la basura desde una sala de exhibición”, lamenta Luis Horta. “Para uno es un deber el rescate, de la misma forma que uno siente la necesidad de legar algo y de plasmar algo en material emulsionado o alguien de pintar un cuadro o edificación arquitectónica o cualquier expresión artística es una forma de entrega”.

Sin la presencia de autoridades de gobierno, pese a haber sido un importante inversionista de la restauración (a través de los fondos del CAIA), y en medio de un conflicto con Lima por la delimitación marítima con Chile, se reestrenó la copia restaurada. Ambientada durante la Guerra del Pacífico que estuvo perdida por casi cuatro décadas. Y fue precisamente en la sala del Cine Arte Normandie donde hallaron las dos copias que sirvieron para materializar una de exhibición y otra en negativo para su preservación, “que no las tocará ni el espíritu de Don Helvio”, advierten.

Inicialmente censurada el mismo año de realización por el gobierno de Eduardo Frei Montalva, que la acusó de herir la dignidad nacional (sic), la obra cuestiona una guerra originada por intereses económicos vinculados al salitre. Una guerra que enfrentó a Chile, Perú y Bolivia, pero que según el relato audiovisual de Soto no buscaba defender patrimonios nacionales, sino intereses extranjeros involucrados en el negocio del entonces millonario “oro blanco”, y que finalmente causó 25 mil muertos a los países en conflicto y que hasta el día de hoy no han podido zanjar las heridas.

“Deberíamos aceptar la idea de hacer sólo cine insulso, sin contenido y para mentalidades primarias. Al parecer, eso es lo que quieren los señores de la censura”, decía por esos días Helvio Soto. Tras varias negociaciones Caliche Sangriento se estrenó en silencio en Chile en 1969, previo a su debut en Cannes de 1970. Aún hoy se desconoce si las copias fueron sacadas del país por su director y perdidas en Europa o si ardieron en un incendio de Chilefilms en los años ’80. La única versión que sobrevivió fue un video comprado por la televisión alemana tras la muestra de Cannes, de mediocre calidad.

La restauración, gestionada por Luis Horta y Francisco Venegas -estudiantes del fallecido Helvio Soto-, fue posible luego de que fueron encontradas estas dos copias de 35 milímetros en las bodegas del Normandie. “La película la fueron mostrando a comienzos de los ’90 y las pasaron por todo Chile, desgastándola. Estaba tan mal como te la puedes imaginar. Desde dos copias cortadas y mutiladas comenzamos la restauración”, cuenta Luis Horta, director del proyecto de restauración de Caliche Sangriento. Adelanta que esta no será la única rescatada por ellos, “queremos rescatar la obra completa de un autor. Llevamos 5 años ya casi de proceso de restauración. Queremos hacer un legado constante y con una proyección en el tiempo”, dice, ya que en el proceso de investigación se encontraron con mucho material del realizador, como cortometrajes y material desechado de otras películas.

El primer paso es investigar mucho y de forma ardua. “Buscamos a las personas que trabajaron en la película para ver si recordaban algo. Papeles no había por ninguna parte y fue muy largo y tuvimos que ponernos a ver latas que no estaban rotuladas. Muchos descartes de películas, por ejemplo nos encontramos una lata que decía “el caballo” y contenía imágenes descartadas de un cortometraje de Helvio llamado La Muerte de un Caballo, había que tener una investigación depurada primero y luego más investigación, por ejemplo en Caliche nos fijamos que la versión alemana es más corta y tiene otros títulos de comienzo y de final y para ello tuvimos que investigar mucho, la prensa, hablar con los que trabajaron en la película”.

“Fue filmada en Eastmancolor, que con los años se va perdiendo, era la novedad técnica de esos años y además fue filmada en pleno desierto. Abrimos las latas y aparte del mal olor por los síntomas de degradación quedaba sólo una capa de color. El rojo, estaban rosadas las copias y tuvimos que trabajar en base a eso. Al cortarse el color se corta el sonido óptico. El óxido hizo que se empezara a pudrir la película, había manchones en varios fotogramas”, cuenta Venegas.

“En los inicios y finales de rollo es donde más cortados estaban. Todo el sonido se trabajó en protools, el ingeniero en sonido tuvo que cortar letra a letra para formar palabras que no estaban”, cuenta Venegas. “Fue como un mes de trabajo sólo en eso, para dejarla entendible en texto el audio solamente”, acota Horta. “Una vez hecho el negativo del audio tuvimos que hacer filtraje para dar con los colores que tenía la película originalmente. Tuvimos que poner filtros en la copiadora para dar con esos colores, fue un trabajo de laboratorio anexo como el que se hace para arreglar una pintura, acá también tuvimos que estudiar para ello. Y pudimos dar con algo muy cercano a lo que se estrenó en 1969”.

Cortando fotograma por fotograma, los cineastas de la Universidad Arcis reconstruyeron la versión de dos horas de duración, que luego fue recoloreada en México, donde por estos días gozan de una beca en la Universidad Autónoma de México (UNAM) para aprender aún más de restauración cinematográfica. “En los laboratorios comerciales nos rechazaron el positivo que teníamos porque se cortaba la película al ponerla en las máquinas, pero en la UNAM hay como una truca que uno va pasando la película fotograma por fotograma y tienes una especie de cámara al otro lado que va filmando, entonces la va fotografiando y filmando y así fue que se copió Caliche, se debe haber demorado unas tres semanas en eso, aproximadamente por 10 minutos son ocho horas”, explican. “Es otro concepto mecánico y óptico y tiene que haber una persona corriendo y filmando, como un stop motion”, cuentan.

“Es un trabajo de hormiga, ir paso a paso para saber primero qué películas se hicieron en un determinado período de años, hay textos sobre eso, pero falta mayor información aún. Por ejemplo la primera película chilena no se filmó en Valparaíso sino que en Iquique y han aparecido películas hechas en punta Arenas de las que no hay registro en los libros”, dice Luis Horta. “Ese tipo de cosas hay que comenzar a investigarlas de forma seria, sin desmerecer lo que algunas personas ya han hecho en esta línea”, añade.

La decisión de restaurar Caliche Sangriento para Horta y Venegas es emblemática: “Está Tres Tristes Tigres, Valparaíso Mi Amor, y El Chacal de Nahueltoro, las tres fueron estrenadas en el Festival de Cine de Viña del Mar. El lanzamiento del Nuevo Cine Chileno, ésta es el título que faltaba”, dice Francisco Venegas. “Es la más emblemática de Helvio Soto”, añade Horta.

Decenas de profesores universitarios ya han solicitado una copia para ser exhibida y analizada en las salas de clases, un buen augurio para los responsables de que podamos ver parte del ligado histórico de nuestra cinematografía. Confiesan estar felices con la culminación del trabajo, el ponerla en una sala para su exhibición era la meta.

“El equipo técnico, los actores, todos están contentos, -Que bonito volver a ver la película- nos dicen. Lo más importante es que la película está. Ahora está en ese grupo que están. Nosotros estamos felices con eso”, comentan.

Frente al sin número de películas que aún desconocemos los chilenos Horta y Venegas sienten que “es vergonzoso que no existan mayores instancias y que todas las existentes se vean abortadas por temas anexos como el presupuesto”. Además de ser casi nulas las instancias para formar equipos. “Es imposible sin formar equipos poder sacar adelante proyectos como este”, dice Luis Horta. “Me parece que hay desde la base una formación equívoca respecto de algunos temas y a nivel cultural, no es solamente en cine, hay discos de música chilena que están perdidos”, añade. “En la medida que no se generen gestos en esa línea no podremos rescatar nuestra memoria, esto es restauración y no basta con hacer traspasos a digital cambiando los títulos”, sentencia Francisco Venegas.

El futuro en materia de patrimonio fílmico sólo debería llevarnos a más rescates. “El panorama en cuanto a preservación ha sido tan paupérrimo que sólo nos queda mejorar, y comenzar a trabajar en pro de eso, empezar a ver las cosas que se han hecho, empezar a investigar una a una esas películas y ser muy metódicos para trabajar, siguiendo los patrones de la FIAF, hemos sido fieles y respetuosos a la visión del autor, pero no sacamos nada si no existen bóvedas climatizadas en Chile, no sacamos nada si es que no va a haber un técnico que la sepa maniobrar, que sepa distinguir entre una copia para proyección y otra para preservación. Esas cosas entrampan los esfuerzos del rescate”.

“Es cierto que existe una Cineteca Nacional que se está rearmando la cineteca en la Universidad de Chile y que existe un archivo en la Católica, ahora hace falta que se apoye a esos archivos y se contrate a personas especializadas, se formen equipos de trabajo e investigación y se trabaje seriamente en el tema. Que se logre hacer algo concreto porque de palabras ya hemos tenido como 100 años y de cine mucho perdido y eso no puede seguir ocurriendo”, sentencian.